Temas » Nutrición Clínica » Artículos » Glutamina Parenteral: ¿cuándo usar?

Glutamina Parenteral: ¿cuándo usar?

Dra Melina G. Castro

Miembro del Directorio de BRASPEN

Médica Nutrióloga de la Facultad de Medicina de Universidad de Sao Paulo 

Doctora en Ciencias de la Facultad de Medicina de Universidad de Sao Paulo 

La glutamina puede ser un aminoácido esencial en pacientes con enfermedad catabólica, ya que se ha demostrado que los niveles circulantes de glutamina disminuyen durante la enfermedad crítica o después de una gran cirugía. La concentración plasmática baja de glutamina está asociada a peores resultados clínicos 1,4.

La glutamina participa de muchos procesos fisiológicos, metabólicos, inmunológicos, antioxidantes y estructurales. Sin embargo, la literatura científica presenta resultados conflictivos en relación al efecto de la suplementación parenteral de glutamina en el desenlace clínico de pacientes graves. Los resultados negativos asociados a la suplementación de glutamina parecen estar asociados a algunos factores específicos 2,3,4,5.

Por lo tanto, pacientes graves suplementados con glutamina parenteral, conforme a las directrices clínicas y como integrante de una terapia nutricional parenteral bien indicada parece traer beneficios al desenlace clínico de pacientes graves. En este contexto, la recién publicada directriz brasileña de Terapia Nutricional en el Paciente Grave establece que el uso parenteral de glutamina está contraindicado en pacientes con disfunción orgánica múltiple, disfunción renal, disfunción hepática o inestabilidad hemodinámica. En otras situaciones, en asociación con la NP bien indicada y elaborada, puede traer beneficios clínicos a los pacientes graves, pudiendo ser considerada caso a caso 6

 

 

Información Relacionada